Home / SKIN / SKIN VALPARAISO

SKIN VALPARAISO

skin-valparaiso

SKIN VALPARAISO

SKIN Valparaiso Piel Azulfue realizado en el Frigorífico Barón con el apoyo del Consejo Regional de la Cultura en colaboración con el Centro Cultural Escenalborde y el Festival de Artes, en Valparaíso, Chile los dias 28. – 29.01.11.

Tools Ws tuvo lugar durante 7 días (24h). Compartimos el espacio con una audiencia de 150 personas en cada una de las perfromances. Los 25 artistas que se unieron al proyecto provenían de diferentes regiones en Chile, Argentina Uruguay y España.

Concepto y realización
Eckhard Müller + Daniela Schwartz.

Bailarines
Belen Abate Sanchez, Benjamín Ruíz, Camila Andrea Navarro Cancino, Carmen Alcalde Gordillo, Catalina Varela Retamales, Gabriel Aragú González, Gabriel Cunich Ansaldi, Javiera Isabel Sanhueza Espinosa, Juan Ignacio aravena Olivares, Juan Manuel Noblia, Julio Andrés, Cerda Puga, Karina Paz Espinoza del Canto, Lilian Reyes, María Daniela Villanueva Tolosa, María, Luisa Silva, María Soledad Medina Tapia, Patricio Antonio Chavez Gonzalez, Paulina Luciana González Oyarce, Rens Veninga Fergadiott, Rocío Fernanda Belmar Galván, Rocío Rivera Marchesvky, Valeska Alejandra Minchel Lisboa, Vesna Brzovic Gaete, Daniela Schwartz y Eckhard Müller.

Músicos
David Leonardo Cortés Rodriguez, Miguel Eduardo Jáuregui Arévalo.

Video
Iván Sánchez Ramírez, Bárbara Daniela Trejo Cruz, Mar Elizabeth Kankurua.

Tools Workshop Photos

Skin Performance por Iván Sánchez Ramírez

Testimonios de los artistas

“Sinceramente no es fácil escribir de esta experiencia. Creo que me ha costado pues tenía temor a no lograr exponer todas mis impresiones, emociones y sensaciones que esta experiencia me produjo. Y a su vez, todas las grandes propuestas morales y artísticas de las que esta propuesta se atreve a. De una vez, me decidí a entrar sin prejuicios. Es decir, sin saber realmente a que me exponía, a que si me gustaría, a creer en las palabras literales de aquel correo. Algo que no estaba acostumbrada a hacer, profesionalmente hablando.

Ya con la prestancia y seguridad que necesitaba. La experiencia es una de las más importantes de mi vida hasta hoy. La más importante a nivel artístico hasta hoy. Resumo: la capacidad de empatía y de cuidado conmigo misma. La felicidad y la crisis. La emoción, los sentimientos generados a las vez que la percepción está abierta a lo que se encuentra a su alrededor. El hambre de conocimiento y de experiencia. La voluntad y autonomía.

Todas estas cosas las sentí al mismo tiempo de vivir esta semana juntos. También la posibilidad de respetar antes de cualquier juicio a todos y cada uno. Esto fue un gran atentado a nuestras almas. Para mí el principio del sentimiento y la política. El amor y la revolución.

Como dije ya a todos, no recuerdo bien cuando fue, mi lucha ha sido bastante de despertar la política en el arte, con mucha nostalgia pensando cuán difícil podría ser dar una lucha desde esta posición tan pasiva. Cuestionando el poder transformador de un acto tan mínimo, frente a la necesidad de un mundo que se cae día a día.

Ahora, después de ambos días de experiencia, mas no me queda que tener fe. No solo por lo que cada persona dijo de su experiencia, de lo limpias que se veían todas nuestras almas después de la primera vez. Si no también porque lo viví. Estuve allí y eso nadie me lo puede quitar. Al mismo tiempo transforme y fui transformada. Mi habilidad artística no era lo más importante, cómo o qué estaba moviendo. Lo mejor de este acto es que todos juntos traspasamos un puente hacia otro mundo. Ojalá pudiéramos hacerlo de nuevo, de otra forma, con nueva y más gente. Algo de esta índole, de esta trama, de este cristal.”

_

“En la experiencia Skin, ya en reposo y en cosecha reflexiva, puedo decir que pase por muchos lugares internos y externos. El paisaje siempre cambiante entre la emoción y la necesidad de pertenecer de estar presente y despierto en la experiencia. En algún momento tuve la ansiedad de estar en todo lugar y en toda conexión, ya la misma exigencia me cerraba puertas a la flexibilidad tan importante…
Considero, mirando a distancia, que hubieron momentos muy bellos que solo ahora puedo valorar ya que en el momento de la acción, la misma manifestación era un viaje por muchas formas y concepciones, y por lo mismo de la misma ansiedad del anticiparse, del hacer y el generar algo también llevaba a perderse.. El paisaje que se dibujo con tanta gente el día de la Performance hizo cambiar cualquier seguridad de antemano y me hace mirar cada movimiento como una experiencia única, tal cual como fueron todos los “ensayos” que realizamos como grupo, cada manifestación encierra su propio y diverso universo.
Y todo lo que me sorprendió volvió a sorprenderme para el segundo día pero me abandone más a lo que sucediera y lo que sugería hacer o no hacer.Creo que pase por los mismos lugares internos en en el primer día de Performance, en momentos de no saber que hacer pero soltándose más hacia la posibilidad….
De allí, desde una mayor calma poder ver y estar, creo que fue interesante tener dos días seguidos de Performance y ver todo lo que cambia y lo que no quiere cambiar, pero que igual sale transformado (me explico?)
En fin, me llamo mucho la atención las opiniones de la gente, su interés…
Bueno y si dejo una palabra que resuma todo me quedo con Transformación.

(pd: y ahora recordando el segundo día de Performance un caballero dijo algo de que le había parecido una experiencia de vida, pasión y muerte… )”

_

“Mis expectativas de Tools Ws eran altas, recuerdo que el primer día me sentí desconectado y me preguntaba ¿que hacia ahí?, y no es una pregunta menor porque dado mi formación no estoy acostumbrado a interactuar en instancias como Skin, sentí, al principio rechazo por lo que estaba experimentando (sensaciones) y por lo que veía. El primer día me senté en un rincón de la sala y observe, al día siguiente no pude asistir al seminario y me servio mucho para pensar, y comencé a descubrir cosas que jamas había notado.

El primer juego que hicimos el de componer en una cartulina, de plano en el momento me pareció una tontera, con el transcurso de los días, logre notar el real significado, un significado realmente potente, recuerdo que en el primer grupo yo siempre visualizaba mi composición y trataba de imponer mi visión, incluso a veces hasta devolviendo el objeto al lugar donde yo lo había puesto, cuando alguno de mis compañeros lo movía, y no me culpo al final todos actuamos como nos ensañaron a actuar, pero en ese momento me hizo mucho sentido darme cuenta de eso y ceder, tratar de recibir lo que el otro quería expresar, o simplemente ponerme a disposición de la creación del otro, y eso fue skin, en las dos Performance, todos un grupo de personas, trabajando en colectivo, no niego que a momentos no podía evitar retomar mis practicas de compositor solitario y autoritario, pero siento que fui capaz de ceder en muchos momentos de nuestra creación y eso me gusto.

Con respecto a la música misma, la frase que voy a escribir ya la compartí con ustedes el ultimo día pero igual escribirla aquí, Daniela en una ocasión hablo conmigo y con Miguel y recuerdo que puntualmente me dijo a mi, “Tu no estas aquí para demostrar todo lo que sabes, estas para explorar, descubrir y poner lo que sabes a disposición de la creación colectiva”, y es cierto yo cuando postule, tenia en mente en hacer una obra potente, ocupar todo lo que se de música electro acústica, hacer grandes masas de voces usando a los bailarines, buscar la forma de tener un piano a mi disposición, entre otra cosas más, y es increíble, porque al final lo que se consiguió en las dos Performances, fue súper interesante, y sin necesidad de grandes sonidos, ni grandes ideas, era la música exacta para lo que necesitábamos en ese momento. tuve la suerte de poder recibir comentarios de lo que sonó, y el balance fue positivo.

Lo último que quiero compartir, que no tiene mucho que ver con la experiencia misma de Skin, es que antes de esto, llevaba meses ya parado, en blanco sin poder componer, por miles de problemas que vivi el año 2010, cosas que me afectaron enormemente, para mi ha sido el año mas intenso que me ha tocado vivir, y Skin me sirvió para poder conectarme nuevamente, reflexioné mucho, me analicé, y me siento ahora muy distinto, llevo una semana de componer a full, y eso me pone muy muy contento.”

Testimonios del público

“Creo que el nombre de la Performance está muy bien puesto porque me quede despellejada, o con miles de sensores muy activos en la piel, con todos los sentidos internos al aire, no tenía palabras, y creo que me desvanecí o evaporé por algunas horas. Después de eso fui a ver otro espectáculo de danza, y me pareció tan poco honesto, tan vanidoso, tan distante… y creo que eso es lo que hicieron ustedes, se atrevieron a cruzar la delgada línea que separa a los seres humanos hoy en día, en este caso la de actor-espectador, y otras prácticas distintas en las nos desenvolvemos, unos en los escenarios, otros en la vida académica de las teorías, otros en ventas… y en cada una de estas actividades es fácil sentirse seguro y libre, porque es algo que uno “sabe hacer”, algo en lo que uno es experto, cualquiera que ésta sea. Y por eso es fácil sentirse desnudo también cuando se nos saca de nuestro papel cotidiano… y en este caso en particular del rol de espectador… Me pareció tan sencillo como estremecedor. He visto cosas así antes, pero uno se sentía violentado, porque los performers se encargaban de hacer sentir culpables a los espectadores, pero ustedes utilizaron la invitación, una invitación tan serena, que uno en el fondo podía decidir libremente si participar del juego, o no. Y eso me pareció maravilloso, no había culpa, porque no es ningún crimen “perder” el tiempo bailando o usar el cuerpo para bailar… y no había vergüenza porque cada uno entraba o salía cuando lo necesitaba… no había frente, no había una sola belleza, habían infinitas danzas, infinitos bailarines, todos los cuerpos después del contacto parecen hermosos. Y me parece que practicando CI he podido apreciar la fragilidad de las relaciones humanas, es decir, que producto de nuestra mortalidad y la libertad, es que las distintas relaciones entre las personas comienzan o se acaban, como en la danza! Y quizás en esta fragilidad se encuentra nuestra mayor fortaleza, la capacidad de comenzar algo nuevo!”

_

“Luego de 30 años de matrimonio, he visto a mujer hoy, por primera vez”.

_

“Mientras esperamos afuera para entrar al espacio escénico, se provocan pequeños encuentros que abren al dialogo, la gente está expectante por vivir una experiencia performática que transforme, algunos nos imaginamos, algunos creemos, pero no lo sabemos hasta que somos tomados de la mano.
Comienza el camino que irrumpe con nuestro encuentro fortuito.
El ex-frigorífico Barón es un galpón amplio, cuidado y oxigenado, en su disposición espacial lo sostienen columnas amplias, amplias son sus grandes sostenes que nos abren la vista y su mar. Las ventanas ambas cubiertas con telas blancas. Ellas contienen cortes diseñados cual rayas que abren al horizonte, y que permiten traspasar ese grado del exterior, ese asomarse a la brisa marina. Esa sal que nos dibuja la piel según la distancia que estemos.
La gente va entrando y se va acomodando según el artista lo acomodó.
Claro punto reflejo de partida el acomodar las fichas, el disponer esa forma que nos hace ocupar y dar vida.
La quietud trae más quietud, entonces a medida nos quedamos, nos guardamos el silencio, y así escuchamos lo que pasa alrededor, lo que nos pasa adentro con el otro que se mueve.
Los objetos personales son retirados de cada uno, hay resistencia alrededor- como entregarle toda así mis vacaciones? aún sólo esperando, hay prueba de fé, hay que desapegarse de lo material, hay que empezar a sacarnos las capitas, la epidermis que se nos cae para renacer.
Se escuchan pasos, arrastres, caminatas lentas, miradas de desconfianza con lo que pasa, pero con seguridad de que algo pasa.
Nos empezamos a ser dejados, modificados, alterados por los estímulos sonoros de color y forma que cada cuerpo que emite.
Hay rebotes, corridas hacia atrás, vueltas, botellas y accesorios, golpes accesorios de las botellas y una flauta traversa que danza en la rítmica.
Cámara por cámara, juegos de cada cámara, entre los video performers y el público. Uno se filma a otro y así nace en el abismo.
Vale la imagen por su imagen. Vale ver como se miran las miradas. Son tres las cámaras, son tres las que miro mientras describo lo que vivo. Se fragmentan, se hacen generales.
Hay duplas, tripletas, grupos de gente sola, gente parada y gente que junta por allí se sienta. Hay bellos cuerpos componiendo el espacio, hay bellos espacios componiendo los cuerpos. Cuadros dentro de cuadros.
Las caminatas se hacen corridas.
Hay golpes huecos vibratorios, hasta los huesos se hacen presentes.
Entradas y salidas del juego, el cuerpo que se mueve en el impulso. Como manadas, como intentos de pertenecer a diferentes tribus, o tan sólo de escuchar la que es propia.
Cuerpos con diferentes pieles, con algo azul, con paredes que rozan, con vestidos de paredes desnudas.
Niños corriendo, señalando, saltando frente a su guía.
Uniendo lo que pasa de un estado a otro, de una propuesta a otra, de una danza que se agota para nacer en otra.
El final lo marcan las pisadas que ensordecen a medida que se van haciendo más. En círculo, fila de personas de todas edades detenidas en el tiempo. Al medio se baila el silencio, la caminata se lentifica, la caminata se torna estática.
Gente con pequeños movimientos componiendo un grupo, una unidad. Componiendo una gran performance grupal interactiva.
Hay diálogos vecinos, experiencias de intercambio verbal, sensaciones que las miradas denotan en la imagen que se va recaudando, como agua que se incorpora llenando de aire todo lo visible.”